lunes, enero 17, 2011

El Vecino, Febrero 2011


"Veranito a la siesta en Refinería"

2 comentarios:

Adrián Ruano dijo...

Excelente!!!muy buenos colores.
Abrazo.

Pato dijo...

Recuerdo Esteban al "Tiky", el carrito motocarga con sombrilla del "Gordo Bueno" que cada noche preanunciaba su llegada con su musiquita organillera. Vivíamos por entonces con mis abuelos sobre la calle Sánchez de Bustamante, cerca de Arijón, al sur. No recuerdo el sabor de ésos helados. Pero sé perfectamente qué significaba para nosotros "la liturgia del Tiky". Hoy la llevo en mis entrañas. Y ya pasaron más de un par de años, ¿eh?